Se denomina comúnmente «cuello de botella» a todo elemento, que afecta o disminuye el proceso de producción de una empresa, incrementando los tiempos de espera y reduciendo la productividad, lo que tiene como consecuencia el aumento del tiempo total que se requiere para completar un proceso, generando  su vez  un aumento en el costo final del producto . En este caso vamos a referirnos a los cuellos de botella dentro de la cadena de producción del mueble.

Para corregir este problema, lo primero que se debe hacer es identificar el cuello de botella de la línea de producción para, posteriormente, aplicar las medidas correctivas.

Una de las técnicas más utilizadas para identificar los cuellos de botella en una línea de producción es la monitorización de los procesos, prestando más atención a las fases débiles.

Al realizar un seguimiento minucioso se podrá identificar el lugar exacto donde comienza una situación de atasco que genera retrasos en el proceso de producción o incluso la paralización de todo el sistema.

 

software fabrica de muebles

 

Cómo corregir los cuellos de botella

Los cuellos de botella pueden ser previstos  ya desde la etapa de planificación de un proceso de producción, pero no existen formulas mágicas para garantizar que no van a aparecer. Por eso, es necesario estar preparado para aplicar las medidas correctivas con rapidez, ya que es  la mejor forma de evitar que los atascos interfieran en la productividad de la empresa. Algunas alternativas para gestionar o corregir los cuellos de botella son:

  • Identificar el obstáculo: identificar el lugar exacto donde se ha producido el atasco.
  • Subordinar el resto de actividades a la que está afectada: Si el problema no se logra resolver en primera instancia, una buena alternativa consiste en adaptar el resto del proceso al ritmo de la fase que presenta el cuello de botella mientras se encuentra una mejor solución.
  • Invertir en nuevos recursos: si el cuello de botella no se resuelve al aplicar las estrategias anteriores, se debería considerar la posibilidad de solicitar nuevos recursos. Por lo general, equipos más modernos y personal mejor entrenado y capacitado ayudan a mejorar la fluidez de los procesos.

La pregunta que todos se hacen, es ¿cómo un software puede ayudarme a evitar esos temidos cuellos de botella? Y en tal caso, ¿qué software elegir?
Primero de todo, y tal como  hemos dicho antes, no existe formula mágica, la primera etapa consiste en identificar los problemas que puedan estar dándose en la cadena de producción. Esto pasa por una intervención humana, un acto consciente y una voluntad interna de mejorar su organización o sus procesos, para estar dispuesto a realizar el cambio.
Lo que sí es cierto es que un software permitirá ganar tiempo en ciertas operaciones, obtener más visibilidad en dicha cadena de operaciones, o formular sugerencias basadas en cálculos para facilitar la tarea de los empleados. Pero no será suficiente.
Un software eficiente ha de ser especializado y  conocer el sector del mueble y sus particularidades. Muchas veces se oyen en el sector del mueble y de la madera los comentarios siguientes:

«Esto no es para nosotros, que tenemos estructuras pequeñas.  No tenemos los mismos problema que los demás tipos de industria, trabajamos un material y un producto complicado».

Pero  lo cierto es que tanto las fábricas como los talleres de muebles están sometidos a:

  • plazos que se acortan
  • márgenes que se reducen
  •  colecciones que se amplían o se renuevan con mayor frecuencia, con un índice alto de personalización del producto
  • una alta competencia debido a un contexto globalizado y un consumidor mejor informado

Esos motivos son suficientes para tomarse muy en serio  el tema de la calidad, y en particular, los cuellos de botella que afectan a la productividad, y como consecuencia a la rentabilidad de una empresa.
Un software eficiente ha de ser capaz de contemplar el flujo de información de manera integral, para que la misma información que salga de la oficina técnica circule por todas las etapas de fabricación hasta la entrega del producto. Eso es lo que es capaz de hacer Teowin, optimizando los recursos de la  fábrica a todos los niveles, calculando las necesidades de fabricación , con planos de corte, conexión a máquina, generación de etiquetas con códigos de barra, lanzamiento de orden de producción en función de las fechas previstas de entrega y de la disponibilidad del stock, gestión del stock, gestión de los operarios en el taller y de sus tareas diarias. Un solo software que permite llevar a cabo las tareas de las diferentes áreas de tu empresa, con la ventaja de trabajar indiferentemente un artículo estándar o un artículo personalizado sin que se vea afectada la herramienta productiva.